Cómo Martin hizo un trabajo artesanal y especial para nosotros

Con treinta años de experiencia, el curtidor neerlandés Martin Antheunisse desarrolla nuevos tipos de piel exclusivamente para Secrid.

Secrid visiting FREITAG HQ in Zürich.

Honro lo antiguo, pero abrazo lo nuevo.

Martin utiliza varias técnicas de curtido, siempre que sirvan para su cometido: aumentar la belleza natural del material. Ha estado experimentado con nuevas formas de dar un acabado a la piel desde su adolescencia.
«Poco después de que empezara, recibí un curso intensivo en técnicas para dar un acabado a la piel. Me fascinó de inmediato. La mezcla... el experimentar... Conseguir el aspecto perfecto se reduce a encontrar el equilibrio justo».

Un espacio nuevo

Cuando Martin se mudó a su nuevo espacio de trabajo, todo lo que necesitó fue una prensa hidráulica para el estampado de la piel. Compró una en una subasta y la restauró él mismo. «El verdadero negocio, indestructible», comenta. «Se podría decir que trato a esta máquina de la misma manera que trato a mi piel. Honro lo antiguo, pero abrazo lo nuevo. Es realmente una combinación preciosa».