sheltersuit x secrid

People helping people

How Secrid helps Sheltersuit Foundation spread the story of homelessness.

“I'll just turn off my video, otherwise I can’t drive properly.” Bas Timmer is on the road, as usual. “My van is loaded up with sleeping bags.” Just another day at the office for the founder of Sheltersuit Foundation. His foundation distributes portable tents and sleeping bags to people who are forced to sleep on the streets. The homeless, refugees, disaster victims. All around the world: from Rotterdam to Portland.

The social entrepreneur speaks passionately and with an infectious optimism and an Eastern-Dutch accent.. “Everything that provides us with comfort in our home, people living outside deserve to experience as well. And that starts with the most basic thing: warmth.” And so, he offers a solution to an acute problem that is taking place visibly and invisibly right in front of us. “The most important thing is that we realize there is a problem. There’s no point in only talking about long-term solutions if in the meantime people are freezing to death on the streets. Looking away is something that bothers me.”

Co-founder Marianne van Sasse van Ysselt in conversation with Founder Bas Timmer of Sheltersuit Foundation
secrid x sheltersuit
secrid x sheltersuit

¿Cómo era René?

Joop: Le interesaba todo, pero, sobre todo, los detalles. Aunque la tecnología no le atraía especialmente, al contrario que a mí. Primero estudió químicas.


René: Me gustaba todo. La biología, la química. Empecé con químicas porque me gustaban mucho los laboratorios. Las cubetas, mezclar y afinar. Más que nada era mi idea romántica de la química lo que me atraía. La creatividad que estaba buscando de verdad, la encontré más tarde en el diseño industrial.

¿Y René le acompañó alguna vez de niño a la Universidad Técnica de Delft donde trabajaba?

Joop: Sí, trabajaba de profesor en Ingeniería Aeronáutica en el departamento de Cálculo de Resistencia. Había un tren de aterrizaje y a René le fascinaba ver como se retraía una rueda.


René: Era muy joven cuando fui a la Universidad en Delft. El movimiento, ver cómo funcionaba ese tren de aterrizaje y los antiguos trenes de vapor en Alemania, todo me encantaba. También me regalaron juguetes técnicos desde muy pequeño, de la marca Fischer, una variante en plástico de Meccano.


Joop: Se los regalábamos por partes, primero una caja básica y poco a poco, necesitaba ir ampliando cada vez más. Un colega mío se hizo con un juego completo de segunda mano para su hijo, pero el niño nunca jugó con él. Podías construir un tractor completo, pero si lo tienes todo de una vez, no sabes por dónde empezar, porque tienes demasiado. Echas de menos el desafío. Con René era más “me falta esta pieza, necesito tal cosa”. Era un reto para él.


René: Y claro, esto también te hace usar la imaginación, hacer algo con pocos recursos. Si todo está al alcance de la mano, te aburres enseguida.

¿Esto es lo que quería, ir poco a poco para que René buscara soluciones por sí mismo?

Joop: No, no fue algo meditado, simplemente fue así. Y creo que estuvo bien. Lo mismo me pasó a mí. Teníamos pocos recursos y era lo que había. La escasez de los años de la guerra y la posguerra te moldea y te influye, claro.


René: En ese sentido, la escasez, en sí, no es nada malo. Yo crecí en una época en la que, al principio, teníamos poco. ¿Cuántas veces íbamos de vacaciones o salíamos a cenar? ¿Una vez al año, quizás? La vida era más moderada que hoy. Nuestros hijos ni se lo pueden imaginar.

¿Qué opinas de la abundancia actual?

Joop: ¡Haces clic y te lo traen esta misma tarde! Nosotros no compramos nada por Internet. Preferimos ir a la tienda. Mirar, tocar, sentir. Nos gusta curiosear en las tiendas de segunda mano. Encontrar cosas del pasado y decirnos el uno al otro, ¡ah, sí, esto lo teníamos en casa! Y, a veces, hasta lo compro.


  • sheltersuit x secrid

  • sheltersuit x secrid
  • sheltersuit x secrid
Design as a force for good

You share the same philosophy.

Marianne: “Exactly. We want to show that things can be done differently. You don't just make an impact at the front, but also at the back.”

What does that mean?

At Secrid, the production chain is centred around sustainable and social values ​​from start to finish. “In the Netherlands we have 150 employees who would otherwise struggle to enter the labour market working on our wallets. Since our inception we have consciously opted to produce locally. That is not the easiest or cheapest way, but it is the most sustainable.”

This philosophy is shared by Sheltersuit Foundation: “Our strength is no longer the product, but the model behind it,” Bas explains. “For example, many former refugees from Syria and Eritrea work in our studio. In addition, we work with recycled materials where possible. The fashion industry is extremely wasteful. We are happy to accept residual textiles and give them a second life.”

Is this way of working as obvious to you as it sounds now?

Bass resolutely: “100%.” Marianne agrees. “Absolutely. If the bigger picture doesn’t make sense to me, I won’t get involved.”

secrid x sheltersuit
secrid x sheltersuit

¿Cómo era René?

Joop: Le interesaba todo, pero, sobre todo, los detalles. Aunque la tecnología no le atraía especialmente, al contrario que a mí. Primero estudió químicas.


René: Me gustaba todo. La biología, la química. Empecé con químicas porque me gustaban mucho los laboratorios. Las cubetas, mezclar y afinar. Más que nada era mi idea romántica de la química lo que me atraía. La creatividad que estaba buscando de verdad, la encontré más tarde en el diseño industrial.

¿Y René le acompañó alguna vez de niño a la Universidad Técnica de Delft donde trabajaba?

Joop: Sí, trabajaba de profesor en Ingeniería Aeronáutica en el departamento de Cálculo de Resistencia. Había un tren de aterrizaje y a René le fascinaba ver como se retraía una rueda.


René: Era muy joven cuando fui a la Universidad en Delft. El movimiento, ver cómo funcionaba ese tren de aterrizaje y los antiguos trenes de vapor en Alemania, todo me encantaba. También me regalaron juguetes técnicos desde muy pequeño, de la marca Fischer, una variante en plástico de Meccano.


Joop: Se los regalábamos por partes, primero una caja básica y poco a poco, necesitaba ir ampliando cada vez más. Un colega mío se hizo con un juego completo de segunda mano para su hijo, pero el niño nunca jugó con él. Podías construir un tractor completo, pero si lo tienes todo de una vez, no sabes por dónde empezar, porque tienes demasiado. Echas de menos el desafío. Con René era más “me falta esta pieza, necesito tal cosa”. Era un reto para él.


René: Y claro, esto también te hace usar la imaginación, hacer algo con pocos recursos. Si todo está al alcance de la mano, te aburres enseguida.

¿Esto es lo que quería, ir poco a poco para que René buscara soluciones por sí mismo?

Joop: No, no fue algo meditado, simplemente fue así. Y creo que estuvo bien. Lo mismo me pasó a mí. Teníamos pocos recursos y era lo que había. La escasez de los años de la guerra y la posguerra te moldea y te influye, claro.


René: En ese sentido, la escasez, en sí, no es nada malo. Yo crecí en una época en la que, al principio, teníamos poco. ¿Cuántas veces íbamos de vacaciones o salíamos a cenar? ¿Una vez al año, quizás? La vida era más moderada que hoy. Nuestros hijos ni se lo pueden imaginar.

¿Qué opinas de la abundancia actual?

Joop: ¡Haces clic y te lo traen esta misma tarde! Nosotros no compramos nada por Internet. Preferimos ir a la tienda. Mirar, tocar, sentir. Nos gusta curiosear en las tiendas de segunda mano. Encontrar cosas del pasado y decirnos el uno al otro, ¡ah, sí, esto lo teníamos en casa! Y, a veces, hasta lo compro.